lunes, 26 de octubre de 2009

Pero, ¿de verdad me debe?

.
Publicada por el HERALDO DE ARAGÓN:
.
Pues sí, es cierto y verdad que este negociete de la vida sobreabunda en reclamaciones (que si esto está mal o que si aquello está peor), o, puesto en frase lapidaria:
.

"Este mundo me debe, pero no me paga"

.
Useasé, que tiene sus hojas de reclamaciones a rebosar de ¿justificadísmas? protestas de todo tipo y condición. 

Pero a la hora de la verdad de la buena pocos (en realidad muy pocos), son los que quieren echarle el cierre y "darse de baja", así que yo sospecho que algo de fantástico para nosotros tiene el hecho mismo de existir. Y si algo tiene de fantástico, algún motivo tendremos para sentirnos agradecidos por ello. Y cuando estoy sintiendo gratitud, entonces (en ese preciso momento) pues yo me siento bien y hasta me porto mejor con los demás.
.
Llámenlo truco si quieren, estoy describiendo la gratitud utilizada como un método practicón o una herramienta para mejorar las cosas, pero para hacerlo de verdad.




.
Para mi todo empieza por dedicar tiempo y esfuerzo a agradecer lo que ya se puede agradecer (sin necesidad de cambios), que por cierto es muchísimo.
.
.